Interiorismo en un piso de Madrid

Ubicación: Madrid

Año: 2012

Se nos encargó el diseño de cuatro espacios, tres de ellos con mobiliario IKEA y uno de ellos con otros fabricantes. Los espacios son el baño, la cocina, un dormitorio infantil y el recibidor.

El baño, actualmente, es un poco pequeño y tiene un retranqueo en planta. En nuestra propuesta es un espacio acabado en colores claros para que parezca más amplio. Los muebles elegidos son oscuros para crear un contraste y el espejo es de grandes dimensiones para crear la ilusión de amplitud. No quisimos dejar de lado la necesidad de almacenaje del baño y lo concentramos en dos armarios, el del lavabo y el de la pared. Aprovechamos que una de las paredes tenía un recrecido debido al shunt de ventilación, para crear unas hornacinas decorativas y, de paso, empotrar la cisterna del inodoro. De esta manera conseguimos regularizar esta pared.

En cuanto a la cocina, fue un pequeño reto porque era muy irregular en planta. Es un espacio rectangular, alargado, que actualmente sólo tiene una barra y le falta mucho espacio para guardar los utensilios propios de la cocina. Como es suficientemente ancha, decidimos sacarle más partido creando una barra paralela a la existente. No quisimos cambiar la zona de aguas de lugar para simplificar la obra y porque es la solución más funcional. A la hora de combinar los colores quisimos crear un espacio alegre, buscando el cambio respecto a la cocina actual. Los muebles bajos serán de color rojo brillante y los altos blancos con alguna vitrina con cristal esmerilado.

La habitación infantil, que actualmente está pensada para un niño pequeño, pero que ya empieza a necesitar un espacio de diseño juvenil. Hemos creado un espacio divertido, pero funcional, con colores vivos y muebles adaptados a sus etapas de crecimiento. Por este motivo, a pesar de haber colocado un escritorio, hemos elegido también un banco que permite almacenar en su interior al mismo tiempo que la tapa sirve como mesa pequeña. Hemos liberado el espacio central de la habitación concentrando el almacenaje en su perímetro, así se puede instalar una cama auxiliar para la visita de un amiguito.

El recibidor es el espacio que no se quería distribuir con IKEA. Nosotras hemos escogido un color berengena en la pared combinado con mobiliario Kibuc de color blanco.

myFlickr

joomla компоненты

/